Valores

PRINCIPIOS Y VALORES

PRINCIPIOS INSTITUCIONALES:

Antropológico:

  • El hombre trasciende a través de la apropiación, transformación y dignificación de sus valores culturales proyectándolos al mundo actual y globalizante.
  • El hombre trasciende permanentemente asimilando y transformando todos sus valores, culturas, proyectándolos a la sociedad actual y/o moderna.
  • El ser humano a Través de la apropiación del conocimiento, la práctica de valores y su proyecto de vida, trascienda en el mundo social en el cual interactúa.

 

 

 

Sociológico:

  • El hombre como ser social alcanza el máximo desarrollo personal y el de la comunidad a través de la convivencia fraterna, tolerante justa y pacífica.
  • El hombre como ser social necesita una permanente interacción con sus semejantes que le permitan una convivencia pacífica para alcanzar un  desarrollo personal adecuado.
  • La práctica de valores lleva al hombre a obtener el máximo desarrollo en la vida social.

 

Psicológico:                   

  • El hombre consciente de sus capacidades y de su integralidad debe lograr el equilibrio emocional y alcanzar una adecuada interrelación consigo mismo y con los demás que favorezca un sano desarrollo de su personalidad.
  • El hombre conocedor de todo su potencial espiritual, intelectual y ético; debe propender por un equilibrio emocional que genere un sano desarrollo de su personalidad.
  • El hombre consciente de sus capacidades y de su integralidad debe lograr el equilibrio emocional y alcanzar una adecuada interrelación con Dios, consigo mismo, con los semejantes y con la naturaleza, que fortalezca el sano desarrollo de la personalidad.

 

Pedagógico:

  • La educación del hombre es un proceso incluyente a través del cual el sentir, el pensar y el hacer educativo; le garantice su desarrollo integral y humanizante.
  • La formación del hombre debe ser un proceso mediante el cual el ser, el sentir, el pensar el hacer educativo; le garantice su desarrollo integral y humanizante.
  • La educación del hombre es un proceso a través del cual el sentir, el pensar, el ser y el hacer educativo garanticen la construcción de su proyecto de vida acorde a los modelos que propone la sociedad actual.  

 

VALORES INSTITUCIONALES:

Justicia:

  • La justicia que se debe evidenciar en el respeto a los debidos procesos, en el uso adecuado de criterios de equidad y al ejercer la autoridad. Los justos son buenos, honestos, estrictos, responsables, agradecidos, tolerantes, humanos, compasivos e incluyentes.
  • Ser ecuánime y equitativo al juzgar las acciones del ser humano.
  • Debe evidenciarse en todos los procesos educativos, donde prime la equidad y el ejercicio de la autoridad.
  • La justicia que se debe evidenciar en el respeto a los debidos procesos, en el uso adecuado de criterios de equidad y al ejercer la autoridad.
  • Es estar permanentemente revisando su interior, es ser equitativo, imparcial, ecuánime, buscar la armonía en las personas y el entorno, es la raíz de la paz; es sinónimo de rectitud.

Respeto:

  • Si el hombre de hoy recupera el respeto por sí mismo y por sus semejantes habrá rescatado el verdadero sentido de la libertad, el amor y la vida, para contribuir a su desarrollo integral. Los respetuosos son sencillos, atentos, considerados, cordiales, responsables y solidarios.
  • El hombre de hoy debe velar por el respeto y el amor propio; para así poder reflejarse ante los demás y alcanzar un real sentido de vida humana.
  • El ser humano debe ser respetuoso consigo mismo, con los demás y con su entorno para alcanzar una mejor convivencia en el ámbito escolar, laboral natural y social.
  • Si el hombre de hoy recupera el respeto por si mismo y por sus semejantes habrá rescatado el verdadero sentido de la libertad, el amor y la vida. Los respetuosos son sencillos, atentos, considerados, cordiales, responsables y solidarios.
  • Actuar y dejar actuar, procurando no perjudicarse así mismo y a los demás.

Responsabilidad.

  • Debe ser vivenciada en el cumplimiento del deber al placer, reconociendo los errores y respondiendo por los actos en cualquier circunstancia. Los responsables son conscientes, juiciosos, diligentes, tranquilos, reflexivos, maduros y confiables. Correspondencia y coherencia entre el deber y el derecho.
  • Debe ser evidenciada en el cumplimiento de los deberes escolares, en el momento adecuado y oportuno.
  • Se refleja en la capacidad que tiene el ser humano para aceptar y responder por sus actos en el ámbito en el cual se desempeña.

Solidaridad.

  • La solidaridad hace más amable la convivencia escolar y más llevaderas las dificultades cotidianas, ya que es un lazo voluntario que liga a los seres humanos entre sí por unos intereses comunes para alcanzar su proyecto de vida. Los solidarios son entusiastas, firmes, leales, generosos, compasivos y fraternales.
  • Debe reflejarse en la sensibilidad por los problemas ajenos y en la búsqueda de alternativas de solución a los mismos.

Honestidad:

  • Los líderes que el mundo globalizado necesita deben de forjar sus grandes y pequeños logros en el trabajo honesto y decidido. Los honestos son honrados, honorables, auténticos, íntegros y transparentes.
  • Debe ser evidenciada en el diario vivir, en la seriedad al presentar trabajos y evaluaciones y en el respeto por los bienes ajenos.
  • Es ser coherente entre el pensar, hablar y actuar, asumiendo con rectitud los desafíos del mundo cambiante.

Tolerancia:

  • Tolerar es dejar pensar, creer y crear.
  • Amar en la diferencia.
  • Confrontarse sin violencia.
  • Oponerse con respeto.
  • Construir la verdad entre todos.
  • Dialogar antes que rechazar.
  • Ceder para avanzar.